Innovades | Detección de necesidades de capacitación: ¿en base a síntomas o a signos? | Detección de necesidades de capacitación: ¿en base a síntomas o a signos?
15448
post-template-default,single,single-post,postid-15448,single-format-standard,publicaciones,,deteccion-de-necesidades-de-capacitacion-en-base-a-sintomas-o-a-signos,ajax_fade,page_not_loaded,paspartu_enabled,qode_grid_1200,qode-theme-ver-2017,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Publicaciones

Detección de necesidades de capacitación: ¿en base a síntomas o a signos?

Nombre de la foto

Detección de necesidades de capacitación: ¿en base a síntomas o a signos?

Hoy escuchaba en la radio, las consultas que hacían al Dr. Elmer Huerta y me animé a compartir dos conceptos que él presentó.

En el programa, el Dr. Huerta atiende a los radioescuchas y sigue el siguiente patrón: acoge y escucha afectuosamente a cada persona, responde a sus inquietudes con información médica y finalmente les recomienda visitar a un especialista indicando que debe ser ese especialista el que finalmente, en base a los SÍNTOMAS expresados y a los SIGNOS recogidos de los exámenes médicos, debía recomendarles el tratamiento más conveniente.

Explicaba el médico que hay una diferencia fundamental entre SÍNTOMAS y SIGNOS. Los SINTOMAS son aquellas sensaciones que el paciente expresa: calor en tal región del cuerpo, palpitaciones, dureza, adormecimientos, etc. Frente a los síntomas el médico, decía, debe escuchar y creer. Y no hay modo de cuestionar ya que constituyen el sentir directo del paciente. Los SIGNOS por otro lado son los datos e indicadores que arroja un examen exhaustivo: grados de temperatura, pulsaciones por minuto, nivel de hemoglobina en la sangre, etc. Un buen médico escucha los SINTOMAS y realiza los exámenes necesarios para obtener SIGNOS. Con los síntomas y los signos puede plantear un buen DIAGNÓSTICO y a continuación el tratamiento más adecuado.

De igual modo que un buen diagnóstico médico es clave para mejorar la calidad de vida de las persona, el DIAGNÓSTICO DE NECESIDADES DE CAPACITACIÓN es vital para la salud de la organización. Entonces cabe la pregunta ¿Qué tan buenos “médicos” somos?. Un gestor de la capacitación que plantea soluciones de aprendizaje basado solo en preferencias (“El clima no es bueno creo que necesitamos un curso de trabajo en equipo” o “No hay coordinación entre las áreas, hace falta trabajar habilidades de liderazgo” etc.) podría parecerse al médico que apenas termina de escuchar los síntomas del paciente ya está prescribiendo una receta, dejando de lado el recojo y el análisis de signos. El margen de error es grande y no asegura un buen resultado.

De igual modo que un buen diagnóstico médico es clave para mejorar la calidad de vida de las persona, el DIAGNÓSTICO DE NECESIDADES DE CAPACITACIÓN es vital para la salud de la organización. Entonces cabe la pregunta ¿Qué tan buenos “médicos” somos?. Un gestor de la capacitación que plantea soluciones de aprendizaje basado solo en preferencias (“El clima no es bueno creo que necesitamos un curso de trabajo en equipo” o “No hay coordinación entre las áreas, hace falta trabajar habilidades de liderazgo” etc.) podría parecerse al médico que apenas termina de escuchar los síntomas del paciente ya está prescribiendo una receta, dejando de lado el recojo y el análisis de signos. El margen de error es grande y no asegura un buen resultado.

De igual modo que un buen diagnóstico médico es clave para mejorar la calidad de vida de las persona, el DIAGNÓSTICO DE NECESIDADES DE CAPACITACIÓN es vital para la salud de la organización. Entonces cabe la pregunta ¿Qué tan buenos “médicos” somos?. Un gestor de la capacitación que plantea soluciones de aprendizaje basado solo en preferencias (“El clima no es bueno creo que necesitamos un curso de trabajo en equipo” o “No hay coordinación entre las áreas, hace falta trabajar habilidades de liderazgo” etc.) podría parecerse al médico que apenas termina de escuchar los síntomas del paciente ya está prescribiendo una receta, dejando de lado el recojo y el análisis de signos. El margen de error es grande y no asegura un buen resultado.

De igual modo que un buen diagnóstico médico es clave para mejorar la calidad de vida de las persona, el DIAGNÓSTICO DE NECESIDADES DE CAPACITACIÓN es vital para la salud de la organización. Entonces cabe la pregunta ¿Qué tan buenos “médicos” somos?. Un gestor de la capacitación que plantea soluciones de aprendizaje basado solo en preferencias (“El clima no es bueno creo que necesitamos un curso de trabajo en equipo” o “No hay coordinación entre las áreas, hace falta trabajar habilidades de liderazgo” etc.) podría parecerse al médico que apenas termina de escuchar los síntomas del paciente ya está prescribiendo una receta, dejando de lado el recojo y el análisis de signos. El margen de error es grande y no asegura un buen resultado.

Autor:
Innovades
No hay comentarios

Comentar